Chicha Taquiña se suma, en Cochabamba, a la declaratoria de patrimonio de la chicha y el chicharrón

Una ley municipal declaró patrimonio cultural gastronómico intangible a la chicha, bebida tradicional de los incas, y a la comida que deleita a propios y extraños. Una feria en su honor será celebrada cada segundo domingo de septiembre.

Chicha Taquiña celebra la declaratoria de patrimonio cultural gastronómico intangible de la chicha y el chicharrón, que el Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba realizó el miércoles 1º de septiembre, como parte de los actos de homenaje del himno y la bandera cochabambinas.

El alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, dio a conocer la ley municipal de declaratoria de patrimonio en la plataforma del Cristo Redentor, que implicará diversas actividades de promoción, entre las cuales se encuentra la realización de una feria de la chicha y el chicharrón cada segundo domingo de septiembre.

“Hace un año lanzamos Chicha Taquiña, que busca revitalizar la tradición local en la elaboración de esta bebida ancestral y, al mismo tiempo, reactivar la producción de variedades locales de maíz en los valles del departamento; hoy acompañamos está feliz iniciativa del gobierno municipal que permitirá a los cochabambinos disfrutar de dos tesoros de su gastronomía, como son la chicha y el chicharrón”, señaló la gerente de marca Taquiña, Gabriela Peredo.

Por otra parte, la ejecutiva indicó que el cambio de jurisdicción del impuesto a la chicha, vigente desde 2019, permitirá al gobierno municipal de Cochabamba, destinar recursos para el desarrollo local, lo que mejorará la calidad de vida de sus ciudadanos.“

Es importante aclarar que el gobierno municipal promulgará una ley de consumo específico a la chicha, que no incrementará el impuesto vigente, sino que se cambia la jurisdicción del mismo sólo al municipio de Cercado; de esta manera, lo recaudado se destinará al desarrollo local de la ciudad de Cochabamba”, puntualizó.

La causa: maíz de productores locales

De acuerdo a Peredo, la Chicha Taquiña es un producto claro y transparente, por el proceso de filtrado, incorpora 30 por ciento de cebada malteada y chancaca en su composición, lo que le da un sabor característico, sin perder la esencia original.

Chicha Taquiña se suma, en Cochabamba, a la declaratoria de patrimonio de la chicha y el chicharrón.
Chicha Taquiña celebró la declaratoria de patrimonio cultural gastronómico intangible de la chicha y el chicharrón

“Nos tomó un poco más de dos años aprender y descubrir cómo industrializar la chicha y otros maíces en las cervezas. Con un gran esfuerzo de nuestros productores, encontramos la fórmula exacta para llevar la calidad que nos caracteriza a la Chicha Taquiña”, indicó Peredo.

El objetivo de la empresa es generar un impacto a mediano plazo con los productores del Sindicato Agrario de Taquiña, aumentando el cultivo de maíz nativo de 274 toneladas anuales a 1000 en el mediano plazo, y ayudar al desarrollo de 1000 familias en el mismo periodo.

Este proyecto no solamente se trata de elaborar y comercializar un producto. Taquiña quiere preservar y promover la cultura de la chicha, desarrollar la producción de variedades autóctonas de maíz en los valles y trabajar en fortalecer las conexiones entre la comunidad y la empresa.

“Nuestra meta es que nuestra Chicha Taquiña sea producida con un 20% de maíz de variedades locales producidas por las organizaciones, lo que permitirá mejorar las oportunidades de los productores locales”, finalizó la gerente de marca Taquiña.

Ejecutivos de la CBN, que produce la Chicha Taquiña, se suman a la declaratoria del patrimonio cochabambino la chicha y el chicharrón.

Vivero Taquiña

Cervecería Boliviana Nacional (CBN) inauguró el primer vivero en Cerveceria Taquiña con el fin de diversificar la producción agrícola de las familias campesinas, producir semillas y garantizar la seguridad alimentaria de la región.

El vivero es un emprendimiento que surgió en 2017 y que debía entregarse en marzo de 2020, sin embargo, debido a los embates de la pandemia del COVID-19 la misma se postergó. La construcción estuvo a cargo de la empresa cochabambina Agrocorani.

Este proyecto agrícola se suma a las múltiples ayudas que ha realizado CBN pese a las dificultades y desafíos que planteó la emergencia sanitaria declarada por la expansión de la pandemia del COVID-19 en Bolivia. Durante 2020, CBN ha dotado a las comunidades de cereales, maltín, gaseosas y otros productos con altos contenidos de nutrientes.


Te puede interesar: Huari Chocolate, una cerveza de la CBN, que propone un viaje a los sentidos

Desde Facebook
Anuncio Alicorp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *