DiCaprio destaca trabajo de fotógrafos para salvar loros en Bolivia. Los 2 cuentan la historia detrás de los loros


El galardonado actor Leonardo DiCaprio destacó el trabajo fotográfico que realizan dos fotógrafos, en Bolivia. Se trata de David Grunbaum, nacido en Cochabamba, Bolivia y de Daniel Alarcón Arias, de Barcelona, España.

«Cada año, miles de loros silvestres son capturados ilegalmente y comercializados en América Latina para el comercio de mascotas, lo que provoca una disminución vertiginosa de sus poblaciones silvestres. En un nuevo proyecto, Daniel Alarcón y David Grunbaum capturan imágenes impactantes de loros y guacamayos que han sido rescatados del tráfico de mascotas y la caza furtiva. Esperan que sus imágenes inspiren acciones de conservación para especies que ya están globalmente amenazadas», dijo Leonardo DiCaprio en su página oficial de Facebook y en Instagram.

Los fotógrafos

David Grunbaum es fotógrafo desde 1995, comenzó su trabajo en Cochabamba junto a su papá, German Grunbaum, en el famoso estudio Foto Relieve. Luego se trasladó a Santa Cruz, donde continua retratando a personas, grupos familiares, quinceañeras y matrimonios.

David informa que las fotos de los loros pertenecen a un libro denominado “Retratos de familia» cuya elaboración tomó 7 años. Allí se han retratado a 108 animales silvestres que fueron rescatados o están en cautiverio en Bolivia.

De manera exclusiva para VALOR AGREGADO, los dos fotógrafos informan de qué se trata este proyecto.

«El proyecto – explica – es un libro que retraté con técnicas de fotografía de estudio, especialmente a los distintos loros que hay en Bolivia. La idea es conseguir que las personas que vean estas bellezas entiendan que hay que conservarlas al igual que a su hábitat y no dejar que el comercio de estos animales ni de ningún otro siga proliferando».

Con respecto a cuáles son suyas y cuáles son de Daniel, aclara que no hay distinción, ambos son co-autores, «Daniel es un fotógrafo con orígenes en foto reportaje y luego fotografía medio ambiental y yo en Foto Relieve he hecho siempre retrato, básicamente hemos juntado nuestra experiencia y con buenos resultados», remarca.

Daniel Alarcón está en el mundo de la fotografía, como el dice, casi toda la vida. Tiene 54 años y empezó a los 17; de forma profesional a los 27. Recuerda que a los 17 trabajaba de ayudante de un fotógrafo, luego estudió derecho, y con sus primeros trabajos costeó sus estudios en el Instituto de Estudios Fotográficos de Cataluña. Se vinculó al foto periodismo y a su llegada a Bolivia, hace 15 años, empezó a fotografiar la naturaleza, con el bagaje y la experiencia que ya tenía.

Fotógrafos de los loros

David explica que es muy complicado tomar fotografías a los loros porque se requiere por un lado técnica y por otro mucha paciencia. Ya son varios años que lo hacen y no deja de ser difícil. Todas las fotografías son realizadas en distintos zoológicos y centros de rescate animal en Bolivia.

David Grunbaum

«Tratamos molestar lo menos posible. Dejamos que se adapten a nuestra presencia y generalmente logramos nuestro objetivo, pero no faltan las frustraciones. Historias individuales siempre hay pero creo que lo importante es hacer notar que ninguna ave llegó a estos centros voluntariamente. Siempre hay algo trágico, ya sea que son polluelos robados de sus nidos con una tasa de sobrevivencia mínima. U otras veces lastimados por cazadores y también sobrevivientes de incendios iniciados por el hombre», subraya el fotógrafo cochabambino.

Daniel alaba el trabajo de David y dice que «tiene una excelente mano con los animales, una vez que el animal está en el estudio David, los acaricia, los interpreta, les acaba haciendo cosquillas, los pone panza arriba, panza abajo, los pone en una ramita, es un auténtico domador y David y él no se dedica eso.

David es un fotógrafo de estudio muy conocido su papá tenía la Foto relieve en Cochabamba y luego el tuvo Foto Relieve en Santa Cruz. Para sorpresa de todos nos dimos cuenta que es un gran intérprete del del carácter de estos animales, al tiro se hace amigo de ellos y la mayoría de anécdotas vienen de ese lado, los cuidadores se quedan perplejos y creen que ha trabajado con los loros toda la vida».

Para fotografiarlos, los loros son, en ocasiones llevados a un lugar donde está armado un set, pero muchas veces, especialmente cuando son más grandes les toman las fotos en sus jaulas.

Agradecemos a sus cuidadores que nos ayudan, de los centros de rescate y zoológicos, que nos brindan todo el apoyo necesario para el manejo de las aves y el trabajo que exige.

David Grunbaum

El proyecto

El proyecto consiste en fotografiar a loros o psitácidos, que es una familia dentro del mundo de las aves que engloba a todas las especies de loros, desde los periquitos que son las especies más pequeñas, loros pequeños como los pericos, loros medianos como el loro hablador, y luego los loros más grandes que son las parabas.

Todo el libro está dedicado a los psitácidos pero desde un punto de vista de denuncia del tráfico de especies a la que se ven sometidos en Bolivia, donde la mayoría de la gente que tiene un loro lo ha obtenido de forma ilegal, en una rotonda o en una tienda con cajas de polluelos.

Daniel Alarcón

Detrás de cada adquisición de los loros hay una historia muy triste, de robo de pichones, muchas veces se mata a los padres para que se alejen de los nidos, o se los deja malheridos y está demostrado que de cada loro que llega al mercado 5 o 6 perecen en el camino «lo hemos constatado en el decomiso y vemos cómo los pichones van muriendo al paso de los días», relata Daniel con tristeza.

«Este triste hábito al que nos hemos acostumbrado en Bolivia, con el libro buscamos desacostumbrar a tenerlo, porque esas bellezas no tienen que estar en tu jardín, sino que tienen que estar libres, en la naturaleza que es de donde vienen».

Daniel Alarcón

Las fotos de los loros las fotos forman parte de un proceso de fotografía de animales en cautiverio que empezó hace unos cinco años con David Grunbaum, y fruto de ese trabajo editaron el libro Retratos de Familia donde aparecían diferentes familias faunística de Bolivia.

Alarcón indica que «es un libro muy ambicioso, quizás demasiado, donde nos metimos con aves peces mamíferos invertebrados anfibios reptiles le metimos a todo y dentro de ese amplio abanico los primeros que encontramos en los centros de de custodia de animales siempre eran los loros, el primer inquilino o el segundo inquilino que te muestran es un loro.

Foto de David Grunbaum y Daniel Alarcón

Por eso decidieron dedicar un libro entero a los loros y así nació Cautivos, hace un par de años, porque el loro es una perfecta metáfora de la relación que se tiene en Bolivia con la fauna.

«Estamos enamorados de ellos y nos gustan mucho, pero no nos importa cómo llegan a nuestras casas. Es una relación viciada en la que sólo consta una de las partes y no nos interesa saber el sufrimiento de la otra parte», subraya el fotógrafo Alarcón.

DiCaprio destaca trabajo de fotógrafos para salvar loros en Bolivia. Ellos cuentan la historia detrás de los loros.
Foto de David Grunbaum y Daniel Alarcón

Todas las especies han sido fotografiadas en los centros de custodia y recuperación de fauna que hay salpicados a lo largo de toda la geografía boliviana tanto en Cochabamba, La Paz, y Santa Cruz.

Los fotógrafos viajaron a algunos sitios específicos para hacer algunas fotos de especies, pero todos absolutamente todos son animales cautivos, animales que han sido decomisados, o sus dueños los han entregado por alguna razón a esos centros de custodia.

Nos hemos ganado su confianza gracias a dos piezas clave en esta historia. Una son los cuidadores que siempre están presentes en las fotos. Ellos les dan de comer, les cambian el agua, día a día se ganan su confianza. El loro cuando te ve con su cuidador intuye que vienes con alguien de confianza y es más receptivo. No todos los loros son iguales. En una jaula con 4, 3 no quería nada con nosotros y uno si quería y ese era el apto para fotografiar. Hay que buscar el individuo adecuado porque no puedes robar una foto a un animal que no quiera participar.

DANIEL ALARCÓN ARIAS

DiCaprio y su proyecto Re: wild

Re: wild protege y restaura lo salvaje. Tiene un enfoque singular y poderoso: la naturaleza como la solución más eficaz a las crisis interconectadas del clima, la biodiversidad y la salud humana.

Fundado por un grupo de científicos conservacionistas de renombre junto con Leonardo DiCaprio, Re: wild es un multiplicador de fuerza que reúne a pueblos indígenas, comunidades locales, líderes influyentes, organizaciones no gubernamentales, gobiernos, empresas y el público para proteger y regenerar a la escala y la velocidad. nosotros necesitamos. Nuestro trabajo vital ha protegido y conservado más de 180 millones de acres beneficiando a más de 16,000 especies en los lugares más irremplazables para la biodiversidad del mundo.


El proyecto de conservación de los loros, forma parte, entre otros, del Museo de Historia Natural Alcide D’Orbigny de la ciudad de Cochabamba, y uno de sus patrocinadores es Leonardo DiCaprio.

En enero de 2021 relatamos una historia interesante del museo: Cochabamba tuvo mastodontes y cocodrilos hace millones de años

Desde Facebook
Anuncio Alicorp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.