Empacar, empresa Nº 1 del reciclaje en Bolivia

El plástico tiene un mal nombre y un pésimo apellido. Muchos lo detestan porque es sinónimo de contaminación. Pocos saben que se puede reciclar infinitas veces obteniendo excelentes resultados. Empacar es la prueba de ello.

Un viejo refrán reza que la basura de un hombre, es el tesoro de otro. En este caso las botellas envases y bolsas plásticas, consideradas como desperdicios, se vuelven el principal caudal de materia prima para Empacar S.A., empresa de envases, papeles y cartones, que las recicla y produce, para todo el mercado nacional, botellas, cajas, bañadores, colgadores y un sinfín de productos.

Pero no sólo gana la empresa, sino las unidades educativas que participan, año a año, en un concurso de reciclaje. El año 2019 una escuela de Santa Cruz obtuvo Bs 36.000 porque logró colectar 18 Tn de botellas alcanzando el primer lugar del concurso. En el 2020 se vio a los padres de familia, que fueron a inscribir a sus hijos al colegio, llevando cada uno dos bolsas llenas de botellas, dando inicio a una auto campaña de recolección para ganar más dinero.

Empacar S.A. paga alrededor de Bs 2 por cada kilo que entregan tanto las escuelas, como a los recolectores que viven de esta actividad.

El nivel de reciclaje de una botella que ha alcanzado la empresa es muy alto, llegando a un 97%, con un 3% de desperdicio final.

El gerente general, Carlos Limpias, explica que el nivel de desperdicio que obtienen en el proceso es muy bajo a nivel comparativo con otras plantas en el mundo.

“Debemos recordar que una botella está compuesta no sólo por el material PET que es el que se recicla, sino que también viene la tapa y la etiqueta que están hechas de otros polímeros o polipropileno, que deben ser separados para poder reciclar el PET entonces queda un 20% de un supuesto desperdicio”, informa Limpias.

Ello quiere decir que en un primer momento se recupera un 80% de una tonelada de botellas tiradas a la basura. Sin embargo Empacar considera que ningún material se deshecha sino que se puede reciclar por lo que han buscado una solución muy adelantada en el tiempo y que hoy sirve de ejemplo para que se implemente en otras plantas en Sudamérica y el mundo.

Y es el hecho de que tanto de tapas y etiquetas se obtiene un nuevo producto llamado mixto de polipropileno y polietileno reciclado con el que se fabrican cajas plásticas, bañadores, colgadores, y un sinfín de productos que se hacen con este material y resulta 100% ecológico porque está hecho a partir del desperdicio del reciclaje de las botellas PET.

“Nosotros vendemos al mercado nacional productos ya terminados o pellets (hojuelas) para que los fabricantes puedan hacer cajitas eléctricas, adaptadores para mangueras, tubos de riego para el agro entre otros. Entonces ese inicial 20% de mero desperdicio ya no lo es y termina con tan solo un 6% y de él 3% es tierra, y un 3% es el mínimo de desperdicio real”, realza orgullosamente el gerente de Empacar.

Empacar, es la empresa campeona del reciclaje en Bolivia.

Inicios de Empacar

La fábrica forma parte del grupo empresarial Kuljis-Perrogón que tiene 42 años de trayectoria industrial en Bolivia. En 1978 comenzó con su primera planta de reciclaje de papel que se llamó Kupel y durante muchos años recicló papel y produjo papel higiénico. Luego hizo cajas de cartón y de ahí pasó a la innovación produciendo pañales para bebés y toallas femeninas, creando marcas fuertes como Toallas íntima y pañales Bebito que fueron muy exitosos en el mercado nacional.

A fines de los 90 por decisiones comerciales y estratégicas se hizo una venta parcial de la empresa al grupo Kimberly Clark que hizo adquisiciones en Perú, Brasil Colombia, Argentina donde expandieron sus operaciones hasta tener una máxima presencia en Sudamérica.

Bolivia no fue la excepción y en 1998 se hizo la venta total del paquete accionario. Desapareció Kupel y nació Empacar, como una factoría para la producción de envases, papeles y cartones.

“Empacar comenzó fabricando cajas de cartón que sigue al día de hoy abasteciendo a toda la industria nacional. Ofrecemos cajas de alta calidad para la industria nacional”, puntualiza Limpias.

Tiene plantas productivas en El Alto, Cochabamba y la más grande en Santa Cruz. Trabajan de manera directa 400 personas. Indirectamente son alrededor de 600 personas y toda la cadena de reciclaje alcanza a las 20 mil familias que viven del reciclaje.

Las cajas de cartón van para muchos clientes que deben empacar productos alimenticios, como aceites y galletas, productos de construcción como cerámicas hasta productos agrarios como banana o carne.

Evolución de Empacar

Después de algunos años se instaló una planta de producción de pre formas PET para abastecer al cliente Coca Cola – señala Limpias – y estuvimos sólo con la preformas durante cinco años así como con las cajas de cartón.

“En el 2010 se tomó una decisión muy acertada y adelantada en el tiempo, en la región, e inclusive a nivel mundial, donde se decide que basados en la experiencia que se tuvo con las pre formas y las cajas de cartón, se instale una planta de reciclado de PET botella a botella, esto quiere decir una botella de la calle, de la basura es reciclada y nuevamente se transforma en botella, hasta en un 100%”, manifiesta el gerente general.

Hace notar que el ADN de la empresa es el reciclaje porque lo hicieron desde sus orígenes, aunque ahora han alcanzado un nivel tecnológico muchísimo más alto y transformándose en líderes en Sudamérica.

La planta que puso Empacar fue la quinta dentro el sistema Coca Cola, a nivel mundial, que fue aprobada y eso los colocó en un sitial de honor en lo que viene a ser la implementación de una industria tecnológica para el cuidado del medio ambiente.

Hoy en día abastecen a todos los embotelladores y a los que usan envases PET en Bolivia, porque de acuerdo a norma todas las botellas PET deben tener un 30% de material reciclado.

100% reciclada

Hace poco más de un mes el Sistema Coca-Cola de Bolivia, a través de su programa Botella a Botella (B2B), presentó la primera botella de agua Vital 100% hecha de resina reciclada. La implementación inicial se dio en su formato de 600ml y está planificado que se aplique también al resto del portafolio de la marca que se dispone en el país en el corto plazo.

“Como Coca-Cola Bolivia, nos enorgullece alcanzar este nuevo objetivo, fuimos pioneros en utilizar un 30% de resina reciclada en nuestras botellas y significa mucho para nosotros serlo hoy nuevamente con este 100% hecho de resina reciclada. Las personas podrán tener la certeza que al consumir agua Vital, la botella que tienen en sus manos tendrá otra vida”, sostuvo el country manager de Coca-Cola Bolivia, Nicolas Fortún.

“Sin duda esto nos llena de orgullo porque es culminar un trabajo muy duro, de mucho esfuerzo. Fue una década de trabajo e investigación para llegar a tener la calidad que debe tener una botella y garantizar que ésta, que es 100% reciclada, tenga la apariencia de una botella virgen, se desempeñe como tal pero ahorre más de un 70% de energía, más de un 50% en agua y sea la opción más ecológica en envase para productos”, complementa el gerente Limpias.

Acompañando este lanzamiento, la marca Vital presentó la campaña comunicacional Cambiemos la Herencia que propone generar conciencia en torno al valor de los residuos y empoderar a las personas para el cambio de hábitos, bajo el enfoque de “Dejar un mundo mejor, es la mejor idea que podemos tener”.

Capacidad instalada

La planta puede reciclar 12 mil Tn de botellas PET y el reto que tiene es llegar a acopiar esa misma cantidad. Han llegado a las diez mil Tn sin embargo están persistiendo para lograr la meta acopiando en todo el país, mejorando sus redes de recolección porque no sólo recolectan botellas PET sino también cajas de cartón.

Éstas son recicladas y Empacar les dice a las empresas que pueden ser tan verdes como ellas quieran ser y tener la menor huella de carbono, porque ofrecen una caja hecha a partir de un 100% de papel reciclado, o con 50%, o 30% de papel reciclado, además de las botellas o los empaques plásticos.

Para reciclar el cartón se han trazado la meta de reciclar 4 mil Tn de cartón ya que poseen una capacidad instalada para producir 11 mil Tn de cajas de cartón.

La planta de Empacar ha ido creciendo de manera significativa porque los negocios se han ido diversificando. Inicialmente estuvo montada sobre seis hectáreas y hoy ocupa una superficie construida, junto con las nuevas unidades de negocio, sobre los cien mil m2 cubiertos lo que los transforma en una de las plantas industriales más grandes de Bolivia en tamaño y en extensión.

“Estamos muy automatizados y trabajamos con industrias líderes en su segmento que nos proveen de maquinaria esencial para nuestra industria. Tenemos máquinas europeas, canadienses que nos han permitido los logros tecnológicos ofreciendo la máxima calidad a nuestros clientes”, agrega Carlos Limpias.

Finaliza destacando que tienen un nuevo reactor con lo que se autoproveen de energía, haciendo aún más amigable a la empresa con el medio ambiente y ahora que se acaba de celebrar el Día de la Tierra cabe recordar que hay que reconocer a la Tierra como hogar y madre, así como lo han expresado distintas culturas a lo largo de la historia, demostrando la interdependencia entre sus muchos ecosistemas y los seres vivos que la habitan.

El plástico no es basura

Gracias a la implementación de un nuevo reactor Empacar tiene +30% de reciclaje que equivale a más de 2.5 Millones de botellas por mes que volverán a tener una vida útil. Recolecta:

  • Botellas PET sueltas y en fardo.
  • Polietileno de alta densidad (Plástico blando/Soplo)
  • Las famosas bolsas de polietileno de baja densidad
  • Nylon/hule y Film Stretch suelto y en fardo.
  • Cartón suelto y en fardo y todas aquellas cajas que han sido recuperadas, manipuladas y sometidas a apilamiento.

Produce:

  • Preformas a partir de la resina PET (puede ser virgen y/o PCR) mediante el proceso de inyección, con variedad de gramajes que determinan el uso y tamaño de las botellas a obtener, para las industrias de gaseosas, aguas, aceites, detergentes y otros.
  • Brindan el servicio de soplado para las industrias que necesitan botellas con una amplia gama de moldes para botellas desde 250 ml hasta 3 litros.
  • Ofrecen diferentes productos que pueden ser diseñados y producidos en material virgen y/o reciclado (a partir de tapas y etiquetas) según requerimientos, así como envases de pote y tapa para diferentes productos de consumo como helados y yogurt.
  • Se destaca la oferta de materia prima y productos elaborados a partir de envases recolectados que pasan por un proceso de molido, lavado y pelletizado para productos y/o artículos plásticos con tecnología aprobada por la FDA (Food and Drug Administration), entre éstos hojuelas PET, resinas de polietileno, polipropileno y PET-PCR, y Zunchos PET.

Desde Facebook
Anuncio Alicorp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *