Desafío de Fundación Coca-Cola Bolivia: Recolectar y reciclar todos sus envases al 2030 para cambiar la herencia

Para lograr su objetivo, la Fundación Coca-Cola colocó contenedores de plástico PET en más de 50 municipios de Bolivia. Los contenedores se entregan  gratuitamente a los municipios para que éstos designen los puntos clave de reciclaje, facilitando el recojo de los envases PET por parte de la extensa red de recicladores.

El desafío de La Fundación Coca-Cola Bolivia con su campaña “Cambiar la Herencia” es contundente: fomentar el reciclaje de las botellas plásticas para que éstas sean recicladas y tengan un nuevo uso, dejando un mundo mejor para las generaciones futuras.

La iniciativa se realiza en el marco del objetivo mundial de la compañía al 2030, “Un Mundo Sin Residuos”, que tiene como meta ayudar a recolectar y reciclar el equivalente al 100% de los envases que la compañía comercializa y fabrica botellas con más contenido reciclado.

“Estamos recuperando la mayor cantidad de botellas PET sin importar la marca o la bebida que se haya consumido; y generando conciencia en torno al valor del reciclaje al empoderar a las personas para el cambio de sus hábitos”, señaló el Director de la Fundación Coca-Cola de Bolivia, Luis Lugones.

En este sentido, la empresa se basa en el enfoque de la Economía Circular, sistema que plantea reusar, reutilizar y reciclar los desechos de los productos; para aprovechar los recursos y reducir el impacto ambiental.

Esto se traduce en un esfuerzo por parte de la empresa para rediseñar envases, perfeccionar procesos industriales e involucrar a la comunidad – especialmente a su cadena de valor – en un plan integral de Reciclaje, que hoy en día se traduce en envases retornables, botellas 100% hechas de resina reciclada, como el envase de agua vital de 600ml. En marzo de 2020, la compañía presentó la botella Vital hecha 100% de PET Reciclado, marcando un hito en la industria de bebidas del país.

Se han colocado contenedores en Sucre, Tupiza, Villazón. La Fundación Coca-Cola de Bolivia está gestionando la entrega en Villa Montes, Cliza, Capinota, Macharetí, Villa Vaca Guzmán (Muyupampa), Arbieto y Camargo. 

Trabajo de la Fundación Coca-Cola

A través de la Fundación Coca-Cola de Bolivia y de la mano de empresas como Empacar, instituciones como Helvetas de la Cooperación Suiza, fundaciones como Natura, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, la Autoridad Binacional del Lago Titicaca, entre otros, se sellaron alianzas estratégicas que permitieron llegar a más de 50 municipios del país, para la instalación de contenedores en diferentes distritos para que el consumidor pueda reciclar de una manera eficiente y práctica.

Los contenedores son entregados y distribuidos gratuitamente a cada uno de los municipios, para que éstos definan los puntos clave de reciclaje,  facilitando el recojo de los envases PET, por parte de la extensa red de recicladores, para luego ser entregados a Empacar para su debido tratamiento de reciclaje. También se trabaja de manera directa con Condominios, edificios o vecinos organizados que solicitan estos contenedores de manera directa y en coordinación con los recicladores de  la zona o el operador local de recojo de basura se organiza la recolección posterior.

Fundación Coca-Cola Bolivia busca recolectar y reciclar todos sus envases hasta el año 2030.

En este sentido, el plan refuerza la cadena de reciclaje de envases PET en el país, al involucrar a todo el proceso de reciclaje, desde la coordinación con la Red de Recicladores, quienes se encargan de recolectar los materiales reciclables de los distintos contenedores, para luego llevarlos a EMPACAR, donde luego de un proceso, la resina de las botellas descartadas pueda servir para la elaboración de nuevas botellas de la compañía, hasta la toma de conciencia del consumidor para acceder a puntos cercanos para reciclar.

Una de las claves para el éxito de la cultura del reciclaje radica en su incorporación como un hábito; es decir, que forme parte de la vida cotidiana de las personas. Y para facilitar ese camino, la Fundación Coca-Cola Bolivia decidió en 2020 comenzar a “sembrar” una amplia red de contenedores para el acopio de botellas de PET.

Durante una primera fase se colocaron 500 contenedores. Y en ese proceso, las alianzas fueron el factor clave. Uno de los aliados estratégicos de la Compañía en Bolivia, la ONG Helvetas Swiss Intercooperation, acompañó la colocación de 200 contenedores en la ciudad de Sucre, y 20 en ciudades intermedias en diferentes provincias de Bolivia.


Te puede interesar: Coca-Cola Bolivia y sus hitos en 78 años de historia

Desde Facebook
Anuncio Alicorp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *