ICAM: el nacimiento de un hito histórico en Cochabamba.

Como resultado de la Fusión Institucional entre la Cámara de Comercio y Servicios de Cochabamba y la Cámara Departamental de Industria de Cochabamba, nace la Cámara de Industria, Comercio y Servicios de Cochabamba – ICAM; marcando, así, un hito histórico para el empresariado, la región y Bolivia.

Origen de las Cámaras

La Cámara de Comercio y Servicios de Cochabamba es la institución gremial pionera de Cochabamba, y una de las principales instituciones de referencia en el sector formal de comercio y servicios en la región. Durante su larga vida institucional, adoptó diferentes nombres como Cámara Departamental de Comercio y Cámara de Comercio de Cochabamba.

Fue fundada el 22 agosto de 1922 – 98 años de vida institucional- sobre la base de la sociedad denominada “Círculo Comercial” cuyo objetivo era desarrollar y fomentar el comercio, la banca y las industrias. Desde su constitución, la Cámara de Comercio y Servicios de Cochabamba jugó un rol importante en los diversos procesos históricos de la región y el país, sobrellevando los períodos de crisis y apuntalando propuestas innovadoras de beneficio para el sector empresarial.

Una de las contribuciones importantes se dio durante la Presidencia de Walter Peña Clavijo (1966-1970), quien, en 1969, impulsó la creación de la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba.

Desde su fundación, la Cámara reconoció al arbitraje como método alternativo de solución de conflictos, logrando consolidar en 1994 el segundo Centro de Conciliación y Arbitraje a nivel nacional, el cual hoy se constituye en uno de los principales referentes del área en el país, gozando de una reconocida trayectoria.

Frontis de la antigua Cámara de Comercio de Cochabamba

Fue, también, la primera Cámara en promover ruedas de negocios y ferias sectoriales en el país, jugando un rol determinante en la creación de la Fundación FEICOBOL y en su administración durante varios años. Teniendo a su cargo la organización y realización de la Rueda Internacional de Negocios de Cochabamba, además, de ruedas sectoriales en distintos municipios y departamentos de Bolivia.

Cámara Departamental de Industria de Cochabamba

Fue fundada el 28 de enero de 1938 – 82 años de vida institucional- a iniciativa de un grupo de industriales reunidos en la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba, con el fin de sentar las bases de una organización que represente al sector industrial y haga frente común para resolver las necesidades de la época, entre ellas, el acceso a divisas distribuidas por el Estado.

Industriales cochabambinos en una demostración

En 1967, el Directorio de la Cámara identificó la necesidad de establecer un Parque Industrial para Cochabamba. Luego de una década de gestiones, finalmente, en abril de 1977 se emitió el D.S. Nº 14544, por el que se expropiaron las 514 hectáreas sobre las que ahora se encuentra ubicado el Parque Industrial Santiváñez, cuyo Directorio Mixto está integrado, entre otras instituciones públicas y privadas, por la Cámara Departamental de Industria según lo establecido en la Ley 3097, de 15 de julio de 2005.

Como respuesta a la aguda crisis económica que atravesaba el país y, especialmente, Cochabamba; el año 2001, durante la Presidencia de Javier Artero Pereira, la Cámara gestó el sello distintivo “Hecho en Bolivia”, con la finalidad de incentivar el consumo de productos manufacturados a nivel nacional, a través de la Campaña “Consume lo Nuestro-Emplea a los Nuestros”. Esta campaña se constituye en la más exitosa de la historia del país, habiendo posicionado y consolidado su concepto dentro y fuera de fronteras.

Proceso de fusión

La fusión entre las dos Cámaras más antiguas y representativas de Cochabamba representó un anhelo regional de larga data. La idea de unir a estos dos gremios empresariales se remonta, históricamente, al nacimiento mismo de ambos, durante la primera mitad del Siglo XX.

Desde entonces y hasta la fecha, se produjeron numerosos intentos de materializar la ansiada unificación. Los Directorios de ambas instituciones, en distintos tiempos y bajo distintos liderazgos, trabajaron y avanzaron en procesos de fusión; pero siempre sin alcanzar el objetivo final, por distintos factores coyunturales.

Con alto grado de compromiso con la región y de visión de futuro para el sector empresarial, a inicios de la pasada gestión, coincidiendo con la llegada al país de la pandemia del COIVID – 19, los actuales Presidentes de la Cámara de Comercio y Servicios de Cochabamba, Juan Carlos Viscarra Álvarez, y de la Cámara Departamental de Industria de Cochabamba, Ramón Daza Salamanca, decidieron encarar nuevamente el histórico desafío pendiente, acordando llevar adelante una vez más; pero esta vez, de manera definitiva, el proceso de Fusión entre ambas Instituciones.

Por Resoluciones de Directorio de ambas Cámaras, a fines de julio de la gestión 2020, se determinó, por una parte, avanzar con la unificación de estas dos instituciones y, por otra parte, se aprobó la conformación de una Comisión de Fusión integrada por los presidentes, Directiva, Gerentes Generales y Asesores Legales de ambas.

La Comisión de Fusión contó con el asesoramiento, en calidad de Consultor, de Alberto Arze Barrenechea, abogado con amplia experiencia en materia gremial empresarial.

La Comisión de Fusión desarrolló una intensa agenda de trabajo que incluyó 25 actividades, desarrolladas entre el 30 de julio y el 6 de octubre de 2020, desde Reuniones Ordinarias, Talleres para abordar temas específicos, además de Reuniones de Socialización del Proyecto de Fusión.

Como parte del trabajo de la Comisión de Fusión, durante agosto y septiembre de 2020, se llevaron adelante 12 reuniones de socialización (cabildeo) del Proyecto de Fusión con los Ex Presidentes, Directorios y Empresas de ambas Cámaras –incluidas las que, actualmente, son afiliadas a las dos instituciones– contando con una importante y positiva participación de Asociados.

Estas reuniones sirvieron para recibir la retroalimentación de quienes antes condujeron el accionar de ambos gremios, así como de quienes hoy conducen y participan activamente del quehacer institucional; respecto a tan importante hito para el sector empresarial. También se socializó el Proyecto de Fusión con Autoridades Empresariales y Públicas a nivel nacional y departamental, obteniendo de éstas los mejores augurios en bien de la región.

Finalmente, en la primera quincena del mes de octubre de 2020, el Proyecto de Fusión, elaborado por la Comisión, y que contempló los aspectos legales, organizacionales y patrimoniales de este histórico proceso para el sector empresarial cochabambino y para el progreso del Departamento, fue aprobado por los Directorios y Asambleas Extraordinarias de ambas Cámaras.

En las mencionadas Asambleas, a tiempo de aprobarse la Fusión, se eligió también al Directorio Fundacional de la naciente Cámara, delegando a esta instancia colegiada –conformada por treinta y seis Directores, a razón de dieciocho en representación de cada una de las Cámaras fusionadas– la responsabilidad de elaborar el Proyecto de Estatuto Orgánico y Reglamento Interno en el plazo máximo de un mes, a cuya conclusión, debe convocarse a la primera Asamblea de la CÁMARA DE INDUSTRIA, COMERCIO Y SERVICIOS DE COCHABAMBA, con la finalidad de aprobar el citado Proyecto Normativo.

Hito histórico de fusión camaral con nuevo directorio. ICAM
Flamante directorio de la ICAM a la cabeza de Ramón Daza, presidente, y Juan Carlos Viscarra, vicepresidente

Luego de una ardua labor de varias semanas por parte del Directorio Fundacional, a través de su Comisión de Estatuto, la cual trabajó intensamente en la revisión y redacción de las dos normas básicas que regirán la organización y funcionamiento de la ICAM, dotando a éstas de un enfoque adecuado a la coyuntura y, sobre todo, de una visión de futuro; en fecha 2 de diciembre de 2020, el Estatuto Orgánico y Reglamento Interno fueron aprobados por unanimidad en Asamblea.

A partir de ese momento, con el nacimiento legítimo de la nueva Cámara, se abrió un nuevo periodo de intenso trabajo para lograr que ésta obtuviera su “certificado de nacimiento”, es decir, el reconocimiento de su personalidad jurídica por parte de la autoridad competente, en este caso, el Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba; hito alcanzado en fecha 30 de diciembre de 2020.

La ICAM

La ICAM, establecida como una asociación civil que desarrolla actividad gremial empresarial, cuenta con Personalidad Jurídica reconocida mediante Decreto Departamental Nº 4603, de 30/12/20, emitido por el Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba; y Protocolización de Estatuto y Reglamento mediante Testimonio Nº 01/2021, de fecha 13/01/2021, emitido por la Notaría de Gobierno.

Documento jurídico que avala a la naciente ICAM entregado por la Gobernadora de Cochabamba, Esther Soria, el 30 de diciembre de 2020

Como asociación empresarial, ICAM agrupa a 900 empresas industriales, comerciales y de servicios, formalmente establecidas en Cochabamba; actividades económicas que, en conjunto, representan el 43% del PIB departamental.

Objetivos

La ICAM tiene la misión de promover el desarrollo sostenible de Cochabamba, a través de la cooperación, representación, asesoramiento, defensa, promoción, capacitación e impulso a sus empresas asociadas; además de:

  • Fomentar la actividad empresarial, defendiendo y promoviendo la seguridad jurídica, la propiedad privada, la libre empresa, el Estado de derecho y la formalización de la economía.
  • Promover la generación de un adecuado clima de inversión, competitividad e incentivo para la actividad empresarial en el Departamento.
  • Fomentar la generación de empleo formal y propiciar la concertación en las relaciones entre empleadores y trabajadores de los sectores industrial, comercial y de servicios.
  • Propender a la construcción de liderazgos empresariales y ciudadanos, capaces de generar cambios positivos para el Departamento y el país.
  • Promover el emprendedurismo, la innovación tecnológica y la participación activa de mujeres y jóvenes en la actividad empresarial.
  • Promover, desarrollar y administrar la Conciliación y el Arbitraje como métodos alternativos de resolución de conflictos a través de su Centro de Conciliación y Arbitraje.
  • Luchar contra el contrabando y promocionar el Sello “Hecho en Bolivia”.
  • Impulsar la inserción de la RSE en la actividad empresarial.
  • Generar información estadística respecto a la actividad empresarial y la realidad económica y social del Departamento.
  • Desarrollar investigaciones, estudios, proyectos y propuestas de políticas que apuntalen el progreso de Cochabamba.
Desde Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *