Javier Bellott, dirigente empresarial visionario cochabambino del 2021

«Queremos trabajar con todos, por todos y para todos, para que la Llajta despegue», fue el lema que marcó los cuatro años de la presidencia de Javier Bellott Montalvo al frente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba.

Francisco Javier Bellott Montalvo nació entre el municipio de Quillacollo y la localidad de Parotani en 1963, sus padres se dedicaban a la actividad agrícola, minera y de transporte. Aprendió a conducir a los 11 años y a los 12 ya manejaba un camión de carga, para ayudar a su familia.

Fue estudiante del colegio Laredo, al cual, debe su formación en las artes, se especializó en flauta traversa, danza moderna, folclórica y clásica. Fue cadete de la Armada Boliviana, estudió ingeniera industrial, sociología y antropología.

Es casado, tiene tres hijos y un nieto, a quienes piensa dedicar más tiempo una vez que termine esta su segunda gestión como presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC).

Considera que para dar un gran paso en el país hay que ser facilitadores en todo sentido, no solo avanzar en reducir la tramitología, si no en permitir al empresariado realizar las cosas de forma más sencilla, ya que con ello incrementa las capacidades de producción.

Cuando asumió la presidencia de la FEPC  su lema fue “Trabajar con todos, por todos y para todos, y ser parte del proyecto de desarrollo de Cochabamba”.

Para cumplir con ese gran objetivo su gestión apuntó a los sectores productivos, pequeña y mediana industria, servicios, transporte, sector industrial, avícola, minero, y exportador. Siendo este último uno de los pilares fundamentales de la economía regional.

Otra de sus prioridades fue pelear contra la burocracia, tautología y las excesivas trabas en trámites exigidos al sector empresarial. “Los empresarios estamos aquí para producir, no para hacer trámites”, dijo. Trabajó arduamente en un modelo de trabajo sostenido por cuatro pilares manufactura exportadora; turismo en salud y educación, minería y el pilar agrícola y pecuario para reimpulsar los sectores avícola, lechero, floricultores, y fruticultores, entre otros.

En su momento impulsó una alternativa al puerto de Arica, y visitó el Puerto de Ilo, en Perú, para demostrar que las exportaciones e importaciones por este lugar son asequibles para el empresariado boliviano.

Javier Bellott Montalvo estuvo frente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba por cuatro años.
Javier Bellott Montalvo estuvo al frente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba por cuatro años, desde 2017 a 2021

Javier Bellott y su trabajo empresarial

Al inicio de su gestión explicó al presidente de Bolivia, en ese entonces, Evo Morales, que el país tiene una economía de “base estrecha”, es decir, dependiente en su totalidad de la exportación de recursos naturales como el gas y los minerales, por lo que le demostró la necesidad de crear una “economía ancha” donde se diversifique la producción, a través, del impulso a la manufactura.

Incentivó la producción de ciencia y tecnología por medio de los premios Kamay, que reconocen los emprendimientos sostenibles para el medio ambiente.

En su gestión nació la Plataforma “Tunari sin Fuego”, compuesta por voluntarios del SAR, GEOS, Foresa, y bomberos aeronáuticos, entre otros.

Durante la emergencia sanitaria participó activamente en generar conciencia en la población sobre el uso del barbijo. Sin embargo a pesar de las precauciones, se contagió del Sars-Cov2 y tras 21 días de aislamiento se recuperó de esta enfermedad. “He podido superar la enfermedad y como impulsores para reforzar el sistema inmunológico y vitamina D, según los estudios que tenemos, hemos generado bastantes anticuerpos”, afirmó

Es por ello que decidió donar plasma para ayudar otras personas que se hayan contagiado, “no podemos dejar que más gente muera o llegue a situación de crisis”, remarcó Javier Bellott.

Una de sus permanentes preocupaciones fue la del incremento salarial, que ocurre cada año, y es solicitada por diversos sectores.

En 2017 sostuvo que el incremento salarial debe ser estudiado y analizado por una comisión tripartita conformado por el Gobierno, la Confederación de Empresarios de Bolivia y la Central Obrera Boliviana. Según su parecer, este equipo tripartito es el más indicado para delinear los incrementos salariales acorde a la realidad de la economía nacional.

Cuatro años después, en abril de 2021 y ante el pedido de la Central Obrera Boliviana (COB) del incremento del 5% al salario mínimo nacional y al haber básico, aseguró que la medida resta oportunidad de trabajo a más de 400 mil personas que están desempleadas actualmente a raíz de la crisis económica que enfrenta el país por el coronavirus.

Empero saludó la medida de la COB de abrirse al diálogo sobre el tema con el sector empresarial, sin embargo, indicó que el pedido no es coherente con la realidad actual ya que existen 400 mil personas que no tienen trabajo y están buscando una oportunidad.

“Sería un acto egoísta pedir un incremento solamente para el 16% de la población económicamente activa que tiene en este momento la suerte de tener un empleo”, dijo.

Señaló que el país necesita generar oportunidades para todos, pues una decisión de ese tipo irá en deterioro de la economía y las micro, pequeñas y medianas empresas que podría repercutir en cierre de operaciones o despidos.

En su momento afirmó que “debemos crear crecimiento económico, sabemos que el país requiere de mayores ingresos y en eso debemos reflexionar de que no es un tema de presionar a las empresas en generar más impuestos. El momento en el que haya crecimiento económico tendremos mayores ingresos. El mismo momento que formalizas las actividades económicas, tienes mayores impuestos”.

Y Javier Bellott siempre afirma que “los empresarios siempre quisimos ser parte de las soluciones y no del problema. Somos útiles para la sociedad; el solo hecho de generar efectos multiplicadores en la economía, creando empleos, generando impuestos y estar en constante actividad, muestra con claridad que estamos cumpliendo nuestro rol. Urge que nos pongamos a trabajar ya no en diagnósticos, sino en ejecutar proyectos que requieren ser soluciones del corto plazo y perfilar con mayor nitidez los de mediano y largo plazo”.


Te puede interesar:

Gerentes sin fecha de caducidad

Desde Facebook
Anuncio Alicorp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *