spot_img
domingo, abril 14, 2024
spot_imgspot_img

Jardín Oculto, el tesoro vitivinícola del Valle del Cinti, tuvo una estupenda vendimia 2023

Jardín Oculto tendrá a disposición del mercado unas 6 mil botellas de su vino hecho con el amor que ha caracterizado a esta bodega desde sus inicios en 2019.

Para llegar a Jardín Oculto, que está en el Valle del Cinti, con la ciudad de Camargo, capital de la región de los Cintis, es mejor hacerlo desde la ciudad de Tarija que desde Chuquisaca, que es el departamento donde se encuentra este valle. Son tres horas de un trayecto de 170 Km donde se entremezclan la puna a 3.200 metros sobre el nivel del mar, curvas cerradas y pequeños valles mesotérmicos a menos de 2.400 metros sobre el nivel del mar.

El Valle del Cinti está encerrado en un cañón inmenso, con serranías, tierras coloridas, cactus centenarios, cabras que se alimentan de la vegetación y aves migratorias. Se trata de una tierra fértil protegida por las inmensas paredes verticales que encierran, además de pinturas rupestres entre sus tesoros, a las viñas de Jardín Oculto.

No es fácil dar con Jardín Oculto, que está en un espacio benéfico a salvo de las heladas y otros enemigos atmosféricos que pueden llegar a arruinar la vendimia.

Sus propietarias son las hermanas María José y Mercedes Granier Vázquez, capacitadas en administración de empresas y en enología. Ellas le han puesto empeño y cariño a un Jardín lleno de árboles de molle y chañares que sirven como guías para las parras de Moscatel de Alejandría, Negra Criolla y la hija de estas dos variedades de uva: la Vischoqueña.

María José y Mercedes, con un molle centenario en Jardín Oculto

Cuatro años de Jardín Oculto

María José relata a VALOR AGREGADO que estaba buscando algo que resonara con su alma, en 2014, durante una visita organizada por el Master of Wine Cees Van Casteren conoció la Hacienda San Roque donde está Jardín Oculto y le llamó tanto la atención que decidió colocar toda su pasión para desarrollar un vino de cualidades excepcionales.

María José Granier Vázquez, apasionada por Jardín Oculto
María José Granier Vázquez, apasionada por Jardín Oculto

Jardín Oculto es llamativo porque el crecimiento de las parras de uva no se produce de la forma tradicional, en hileras montadas, sino que las vides se enredan en lo que María José y Mercedes llaman «Los Arbolitos», es decir árboles de molle y chañares que sirven de soporte y guía para que las vides crezcan, llegando más allá de los seis metros de altura.

De ahí que la cosecha se haga utilizando escaleras para que uno a uno, los racimos de uva se colecten. Ellas se encargan de separar los tipos de uva, para producir un vino de alta calidad, evitando la mezcla, tal como puede suceder en otras bodegas.

Mercedes y María José Granier, en uno de los Arbolitos de Jardín Oculto
Mercedes y María José Granier, en uno de los Arbolitos de Jardín Oculto

Luego las uvas son prensadas y separadas de su piel oscura, por lo que el vino adquiere una tonalidad ambarina que le es característica.

«Este año nos ha ido bien, porque como dicen los lugareños, se ha entrado el río a la propiedad, y eso es de buen augurio», manifiesta María José, al tiempo que sonríe pensando que esas creencias pueden afincarse en ciertos hechos conocidos como es el arrastre de limo y tierra del río que beneficia a los cultivos.

De ahí que están preparando más de seis mil botellas para ofrecerlas al mercado, tomando en cuenta el éxito que han tenido con una exitosa venta especial en la cadena que tuvieron en la cadena de supermercados Hipermaxi, y amparadas en opiniones de conocedores del buen vino como la de Luis Fernando Acasigüe quien opinó en su momento «muy grata sorpresa este Blanc de Noirs, de Jardín Oculto, bodega boutique boliviana del Valle de Cinti en Chuquisaca. Cepa criolla Vischoqueña (cruce de negra criolla y moscatel). Notas de durazno, cítricos… delicada acidez y rico final. Vale la pena probarlo».

Jardín Oculto

A futuro las hermanas Granier esperan conquistar otros mercados, además del exigente mercado de Sao Paulo, al que ya arribaron en julio de 2023 con sus vinos naturales, es decir aquellos en los que hay una intervención mínima.

Variedad de uvas que están en Jardín Oculto

Variedad Moscatel De Alejandría

Esta uva es conocida por su olor a flores blancas, durazno y por ser muy aromática. Es la variedad más plantada en Bolivia.

La Negra Criolla

Es conocida por ser una variedad de uva con aroma a frutilla, frambuesa y frutos rojos en general, se caracteriza por ser una variedad ligera de color, de término medio.

La Vischoqueña

Es una uva originaria, sólo se da en Bolivia, hija de la Negra Criolla y la Moscatel de Alejandría, es un cruce natural que se dio en la comunidad de Vischoca en el departamento de Potosí, por eso el nombre. Es tinta, pero en la bodega se la maneja como blanca, su aroma es a pomelo y cítricos. Son un tesoro enológico que la bodega Jardín Oculto ha sabido aprovechar para crear vinos de calidad excepcional.


Te puede interesar: Camille Nuamah, nueva representante del Banco Mundial en Bolivia a partir de julio 2023

Monica Briançon Messinger
Monica Briançon

Monica Briançon Messinger es Premio nacional al periodismo especializado en banca. Tiene un Máster en Dirección de Comunicación Empresarial e Institucional por la Universidad Autónoma de Barcelona. Titulada en Ciencias de la Comunicación Social por la Universidad Católica Boliviana.

Destacados

Artículos relacionados