Saturación de oxígeno y Covid-19: ¿Cuál es la relación?

La sangre de nuestro cuerpo, cuando está en un estado normal, debe transportar al menos un 95% de oxígeno. Este es el nivel de saturación de oxígeno necesario para mantener a nuestras células y cuerpos sanos. Los niveles por debajo de este índice son preocupantes y deben analizarse cuidadosamente.

Sin embargo la saturación de oxígeno es diferente niveles cuando vives en la altura.

El nivel bajo de saturación de oxígeno puede ser una complicación que se observa en algunas personas con Covid-19 y se denomina «hipoxia silenciosa». En este caso, el paciente no siente falta de aire, está estable, pero corre un grave riesgo para la salud porque el nivel de oxígeno en la sangre está comprometido, señala la Sociedad Brasileña de Neumología y Fisiología, con autorización de la American Thoracic Society.

La Covid-19 requiere mucho cuidado después de su diagnóstico. Por tanto, además del termómetro, otro equipo de vigilancia de la salud que ha ganado protagonismo en la pandemia es el oxímetro. Este pequeño dispositivo se ha convertido en un aliado importante para médicos y pacientes, ya que informa el porcentaje de oxígeno en la sangre.

¿Qué es la saturación de oxígeno?


La saturación de oxígeno mide el porcentaje de oxihemoglobina (límite de hemoglobina de oxígeno) en la sangre y se representa como saturación de oxígeno arterial (SaO2) y saturación de oxígeno venoso (SvO2). La saturación de oxígeno es un parámetro vital para definir el contenido de oxígeno en sangre y el suministro de oxígeno.

Para los adultos, el rango normal de SaO2 es del 95% al ​​100%. Un valor inferior al 90% se considera baja saturación de oxígeno, lo que requiere un suplemento de oxígeno externo.

¿Qué sucede cuando cae la saturación de oxígeno?


Un nivel de saturación de oxígeno (abreviada como SpO2) inferior al 90% se considera hipoxemia, lo que puede resultar en complicaciones cardiopulmonares, apnea del sueño, entre otros problemas, indica la Central de Consultas, Clínica Accesible de Brasil.

Los síntomas más comunes de hipoxemia incluyen dolor de cabeza, frecuencia cardíaca anormal, tos, dificultad para respirar, confusión mental y cianosis (que causa una apariencia azulada en la piel y mucosa visible).

¿Cuáles son las cifras normales en la Altura?

Vivir en una altitud elevada, como en las ciudades de El Alto, La Paz, Oruro, Potosí, Sucre, Tarija y Cochabamba conlleva una falta oxígeno que nos puede llevar incluso a enfermar.

Fuentes consultadas estiman que lo habitual en esas altitudes es tener una saturación de oxígeno de entre un  4% a un 6%  menos que si viviéramos a orilla del mar. Por lo que si la normalidad es tener unas cifras de entre un 95% a 100% de Saturación de Oxígeno, lo habitual en una altitud elevada sería de cifras entre 87% y 95%.

Saturación de oxígeno según la altura.
Niveles de saturación de oxígeno en ciudades en altura

¿Qué es la oximetría?

El Dr. Héctor Mejía Salas, Pediatra del Hospital del Niño «Dr. Ovidio Aliaga Uría», de La Paz, Bolivia y Magister en Epidemiología Clínica explica que la oximetría de pulso es un método no invasivo que permite la estimación de la saturación de oxígeno de la hemoglobina arterial y también vigila la frecuencia cardiaca y la amplitud del pulso.

La presión parcial de oxígeno disuelto en la sangre arterial se denomina PaO2. El porcentaje de saturación de oxígeno unido a la hemoglobina en la sangre arterial se denomina SaO2 y cuando se mide por un oxímetro de pulso, este valor se denomina SpO2.

Los primeros avances en el concepto de la oximetría fueron realizados en el año 1918 durante la primera Guerra Mundial cuando Krogh en Copenhague intento medir la oxigenación de pilotos. En 1930 Millikan y Wood desarrollaron un oxímetro de pabellón auricular de dos longitudes de onda y en 1949 Wood y Geraci pudieron medir la saturación absoluta de oxígeno a través de determinación fotoeléctrica en lóbulo de la oreja.

En 1974, el ingeniero Takuo Ayoagi de la Nihon Kohden, basado en que las pulsaciones arteriales cambian el color de la sangre y pueden ser leídas usando el radio de la absorción de luz roja e infrarroja, desarrolló el primer oxímetro de pulso. En 1977 Minolta comercializa el «Oximet» añadiendo dos sensores de fibras ópticas. Posteriormente se realizan ensayos clínicos en la Universidad de Stanford y en 1981 «Biox y Nellcor» añaden los sensores de luz y la señal pulsátil que actualmente se usan en la práctica clínica.

Monitoreo de oxígeno con la Bad 6 de Huawei

Tener un pulsioxímetro en casa se ha vuelto necesario, ya que nos permite medir la saturación de una persona, en caso haya dado positivo a la Covid-19. Una de las ventajas de esta banda es que te permite hacer un monitoreo constante.

Huawei ha introducido al mercado la Huawei Band 6 que funciona no sólo como reloj, sino que permite que el dispositivo mida el nivel de saturación de oxígeno en una persona. Los consejos que da para la correcta utilización de la Band 6, son:

  1. Abra Salud de Huawei, presione Dispositivos y el nombre de su dispositivo, acceda a Monitoreo de la salud y habilite Medición automática de SpO2. El dispositivo mide y registra de manera automática su SpO2 cuando detecta que usted está quieto.
  2. Presione Alerta de SpO2 bajo para configurar el límite más bajo de su SpO2 para recibir una alerta cuando usted no esté durmiendo.

Desde Facebook
Anuncio Alicorp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *